Qué líquidos puedes (y debes) beber si haces deporte

10:31 h    05/05/2016

Mantenerse hidratado con la ingesta abundante de líquidos es una de las claves fundamentales para todas las personas que practican ejercicio físico. Sin embargo, ¿cuál es el más adecuado para mantener una correcta hidratación?, ¿agua, bebidas isotónicas, bebidas azucaradas?

Al realizar ejercicio suele haber una elevada transpiración y por tanto el cuerpo pierde líquidos y electrolitos dependiendo de la temperatura ambiente y del nivel de humedad. Lo que más perdemos durante la realización de ejercicio es agua, de ahí que su reposición sea fundamental y que  por tanto beber agua sea lo más recomendable antes, durante y después del esfuerzo físico.

Lo ideal es ingerir un par de vasos de agua unos 15 o 20 minutos antes del ejercicio si la actividad deportiva va a ser prolongada en el tiempo. Durante el ejercicio se debe empezar a beber pronto y con regularidad y conseguir una hidratación óptima tomando entre 150-300 mililitros de fluidos cada 15/20 minutos. Después del ejercicio es conveniente sustituir los fluidos perdidos lo más rápidamente. Se deben reponer las pérdidas tomando entre 450-675 mililitros por cada 0,5 kilos de peso perdido.

Las necesidades de líquidos y sales minerales varían sustancialmente de unas personas a otras, dependiendo fundamentalmente de la edad, el estado fisiológico o las condiciones ambientales.

Además del agua en el ámbito del deporte es frecuente escuchar hablar de bebidas isotónicas, hipertónicas e hipotónicas. Las isotónicas tienen la misma concentración que los fluidos corporales por lo que es absorbida tan rápido o más que el agua y proporcionan un equilibrio ideal entre la hidratación y el reabastecimiento nutricional. Son ideales durante y después de la actividad.  Aportan hidratos de carbono que proporcionan energía para el músculo y ayudan al organismo a mantener una concentración adecuada de glucosa en sangre. Las hipertónicas son más concentradas  que los fluidos del cuerpo, y son absorbidas más lentamente que el agua. Son ideales para después del ejercicio ya que aportan más dosis de energía. Las hipotónicas están más diluidas que los fluidos del cuerpo lo que significa que la bebida puede ser absorbida más rápidamente que el agua

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies