¿Por qué comer varias veces al día?

10:20 h    25/05/2016

Seguro que habéis leído y escuchado muchas cosas sobre los beneficios de realizar varias ingestas de comida a lo largo del día. Planificar tus comidas por horarios y cantidades puede ser un acierto y si haces deporte ingerir la energía que necesitas en varias tomas a lo largo del día permite no sobrecargar el sistema digestivo y ayuda a sentirnos más ligeros y tener una menor sensación de saciedad.

Otro de los beneficios de realizar pequeñas comidas a lo largo del día es es conseguir maximizar la síntesis proteica, introduciendo pequeñas dosis de leucina (unos 3,6g) que van a generar un pequeño pico de insulina que hace que reaprovechemos los aminoácidos presentes en el plasma sanguíneo.

Aunque este beneficio es importante, el objetivo de la ingesta espaciada a lo largo del día tiene que ser siempre cubrir la dosis mínima diaria de proteínas que va a ser de 2g/kg de peso corporal, para entrenamientos de alta intensidad.

Las ingestas más frecuentes permiten también introducir en la dieta otro tipo de alimentos como frutas o verduras que no incluimos tanto en las tres comidas principales.

El hecho de hacer pequeñas y constantes comidas no va a elevar nuestro metabolismo, como comunmente se cree. El aumento del metabolismo que se produce a raíz de una pequeña comida es insignificante si lo comparamos con el valor calórico que aportamos al cuerpo a través de dicha comida.Tampoco influirá en la pérdida de grasa o peso pues tu cuerpo quemará los mismo si ingieres los mismos alimentos en una vez que en cinco. Para lograr mantener la elevación metabólica necesitaríamos una ingesta continua de calorías.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies