Las ventajas de un buen calentamiento

5:30 h    07/12/2016

Es un hecho que todos tenemos asimilado en nuestra cabeza; los estiramientos, antes y después de hacer ejercicio, son algo fundamental y no un mero complemento para la práctica de cualquier deporte.

Gracias a un buen calentamiento, nuestros músculos se preparan antes de la práctica del ejercicio con lo que podremos llevar a cabo un correcto desarrollo del mismo, aumentando nuestra flexibilidad y evitando, de esta forma, lesiones innecesarias. De hecho, las molestias musculares se verían reducidas, pues se ha probado que realizar un calentamiento apropiado puede ser igual de efectivo que el yoga.

Además, ayuda a disminuir la ansiedad y el estrés, mejorando el estado de ánimo y la salud emocional.Y, como consecuencia, favorece al descanso nocturno, no sólo por lo comentado anteriormente sino porque puede reducir la incidencia de calambres nocturnos si se realizan estiramientos antes de ir a la cama.

Para realizar unos óptimos ejercicios de calentamiento os damos una serie de consejos:

Respetar los tiempos dedicados a ellos.

Debemos respirar de modo profundo y regular mientras los estemos llevando a cabo.

No tienen que hacer daño, pero deben hacer notar cierta tensión.

Se deben respetar los planos y ejes además de la amplitud articular.

Como hemos podido ver, el hecho de realizar estiramientos no sólo puede ser la clave para relajarnos y prevenir lesiones inoportunas, sino que también pueden contribuir de forma satisfactoria a nuestra salud y a nuestra forma física.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies