Introducción básica al yoga

1:32 h    23/11/2018

Todavía hay mucha gente escéptica en cuanto al yoga por muchas razones. Para unos es una moda de actores y famosos de Hollywood. Otros desconfían de su lado espiritual. Pero lo cierto es que el yoga cada vez es más popular por sus beneficios físicos y mentales comprobados científicamente.

Empecemos por el principio. El yoga es una disciplina ancestral nacida en la India que promueve el líneas generales la unión entre la parte física y la espiritual de nuestra existencia. Por medio de las asanas o posturas combinadas con la respiración y la meditación pretenden lograr un equilibrio total tanto físico como mental.

Hay muchos tipos de yoga, algunos más espirituales y otros más exigentes con el aspecto físico. Incluso algunos, como el Hot Yoga se practican a altas temperaturas para beneficiarse del oxigenamiento y las propiedades asociadas al calor.

Una sesión de yoga suele contar con tres partes diferenciadas. La primera es el calentamiento, también llamado “saludos al sol” y que comprenden varias posiciones que empiezan de pie y terminan en el suelo. Se combinan con una intensa respiración para que nuestro cuerpo entre paulatinamente en calor.

Tras el calentamiento es el turno de las asanas. Generalmente son estáticas y se basan en posiciones y sus contraposiciones con el fin de trabajar el cuerpo de forma equilibrada. En el Yopga Flow y otros estilos similares las asanas se hacen en movimiento.

Para finalizar, se realiza una relajación que acostumbra a durar 15 minutos y cuyo objetivo es relajar el cuerpo y la mente para terminar con un estado de calma total.

Muchos estudios de prestigiosas universidades como UCLA o Harvard por citar dos de gran relevancia abalan los beneficios del yoga. Estos son algunos de los más importantes:

1 Alivia el dolores crónicos como los de cuello o espalda

2 Eleva el estado de ánimo y nos ayuda a motivarnos ya que al igual que el deporte, su práctica libera endorfinas.

3 Mejora la concentración y con ello la agilidad mental

4 Reduce el estrés y nos ayuda a sobrellevarlo en momentos de gran tensión.

5 Ayuda a adelgazar, al quemar muchas calorías

6 Fortalece y protege la espalda y mitiga sus dolores

7 Mejora las articulaciones, de tobillos, cadera, rodillas, hombros…

Y ahora ¿te animas a probar?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies