Enlatado en crudo, el secreto de Proteina Natural

10:00 h    24/02/2019

Las conservas de proteína natural se distinguen por diferentes motivos. Se elaboran con sal rosa del Himalaya y agua mineral, tienen bajos niveles de grasa y sobre todo por su gran gran contenido en proteínas. Pero ¿cómo logramos mantener tan alto el contenido proteico?

 

La clave está en el exclusivo proceso de enlatado en crudo. Todo comienza escogiendo las mejores partes de los productos (pechuga de pollo y pavo, merluza, salmón, atún y mejillones) sin ser despiezados como suele hacerse en otro tipo de conservas. Una vez seleccionadas se introducen directamente en la lata añadiendo simplemente agua mineral y sal rosa del Himalaya. Posteriormente, sometemos las latas a una ligera semicocción para esterilizar el producto.

 

En la elaboración de conservas tradicionales hay una cocción previa al despiece, enlatado y esterilización en la que se pierden buena parte de las propiedades de los alimentos. El enlatado en crudo de Proteína Natural consigue alimentos más jugosos y tiernos, con sus propiedades casi intactas y con unos niveles de proteína mucho mayores. Así, sus productos son alimentos ideales para dietas deportivas, proteicas o de adelgazamiento. Además, el agua de cobertura también absorbe parte de estas proteínas durante el proceso y por eso, si se quiere aprovechar al 100% sus propiedades, su consumo también está recomendado.

 

Este sistema también consigue que estos productos resulten mucho más fáciles de digerir por nuestro organismo.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies