El pan en la dieta deportiva

12:53 h    19/10/2018

Todos hemos crecido a base de pan, es un alimento que nos ha acompañado durante toda la vida. Aunque últimamente genera cierto rechazo por su índice glucémico, lo cierto es que es un alimento saludable, muy recomendable para todas las dietas y en especial para la de los deportistas. Sólo hay que saber consumirlo de manera adecuada.

Los hidratos de carbono son imprescindibles para los deportistas, sobre todo para los deportes de resistencia. Deberían suponer en torno al 50 – 65% de su dieta, ya que al transformarse en glucosa se convierten en la principal fuente de energía para los músculos. Los cereales y el pan son dos grandes fuentes de hidratos. Muchos expertos sitúan los 100 gr como cantidad diaria recomendada de pan.

El pan también nos aporta vitaminas del grupo B, como la tiamina, muy necesaria en la práctica deportiva por su intervención en el metabolismo, y minerales como el calcio, hierro, yodo, sodio, magnesio, zinc o selenio, que entre otras funciones colaborar con los impulsos nerviosos, muy relacionados también con el deporte.
El proyecto HELENA (financiado por la UE y finalizado en 2008), sobre los hábitos nutricionales de los adolescentes europeos destacó entre sus conclusiones que el consumo de pan se relaciona con una mayor capacidad cardiorespiratoria y un rendimiento deportivo mejor.

¿Y cuál es el mejor tipo de pan? Sin duda, el integral, elaborado con grano entero. Este tipo incluye el germen y el salvado, dos componentes muy beneficiosos para nuestra salud intestinal. Además, sus altos niveles de fibra ayudan en la prevención de la diabetes de tipo 2, cáncer de colon y ayudan a controlar el colesterol.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies