Alimentación y gimnasio

10:48 h    13/10/2019

Alimentación y gimnasio son dos conceptos fundamentales para mantener la salud y el bienestar tanto físico como anímico. Y por supuesto es también muy importante cuidarla para rendir más y mejor en el deporte. Si eres uno de los 5 millones de españoles que van al gimnasio te interesará saber cómo optimizar tu alimentación previa y posterior al gym para obtener mejores resultados, evitar lesiones y metabolizar grasas. 

 

ALIMENTACIÓN PREVIA

 

Si eres de los que madruga para ir al gimnasio, es muy importante saber que nunca debes hacerlo en ayunas y que debes nutrirte al menos una hora antes de empezar. Esto es vital para evitar molestias y problemas gastronintestinales. 

Carbohidratos

Son importantísimos.  Gracias al glucógeno que aportan a nuestros músculos obtenemos energía y retrasamos la fatiga, lo que se traduce en  mayor rendimiento. ¿Cuáles son los mejores? Pan, fruta sin piel y cereales bajos en fibra, ya que se digieren fácilmente.

Frutos secos

Antes de una sesión deportiva, consumir frutos secos con moderación es muy recomendable ya que nos proporcionan mucha energía. 

Proteínas

También es recomendable un poco de aporte proteico de cara a una mejor absorción de los carbohidratos. Huevos, queso o yogur descremado son buenas opciones. 

Grasas

Un poco de grasas saludables también ayudan a nuestro rendimiento. ¿La mejor? Sin duda el aceite de oliva virgen extra. 

Otras consideraciones

Un poco de café, teniendo en cuenta el nivel de cafeína, nuestra asimilación de la misma y nuestro peso corporal puede ser recomendable. Las barritas.

 

ALIMENTACIÓN POSTERIOR AL GIMNASIO

Tras una buena sesión deportiva nuestro cuerpo nos pedirá hidratación y alimentos, pero debemos comer despacio, con moderación y elegir bien los alimentos necesarios para recuperarnos. 

Proteínas y carbohidratos

Son fundamentales para la síntesis de masa muscular y el desarrollo de fuerza, así como para la reparación de los daños que se hayan podido generar. Lo mejor es recurrir a alimentos naturales ricos en proteína: Pollo, pavo, atún, salmón… son excelentes opciones junto con huevos y un poco de lácteos. 

También podremos combinar la proteína con un poco de carbohidratos: arroz, pastas, legumbres, verduras y hortalizas. 

Fruta, frutos secos y semillas

La fruta es también muy recomendable a la hora de recuperarnos tras el esfuerzo físisco. Las semillas son también una excelente fuente de energía y ácidos grasos Omega 3. Las propiedades antiinflamatorias de semillas como la chía o el lino ayudan a prevenir dolores y problemas articulares.

Hidratación

Para una sesión rutinaria con un esfuerzo normal en nuestro nivel la mejor opción es el agua. Si el esfuerzo ha sido extraordinario podemos recurrir a las bebidas isotónicas. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies