Alimentación y estado de ánimo

11:35 h    02/06/2019

Alimentación y estado de ánimo son dos conceptos que van de la mano. A menudo asociamos la alimentación con lo físico, pero también tiene que ver mucho con lo emocional.

 

Hay alimentos que además de ser beneficiosos para nuestra salud, mejoran nuestra energía y elevan nuestro ánimo y positivismo psicológico. La razón es que nuestro sistema nervioso utiliza neurotransmisores para comunicarse y la síntesis de éstos depende de la alimentación.

 

Uno de estos neurotransmisores es la serotonina, la conocida como hormona de la felicidad. Cuando los niveles de serotonina aumentan se generan sensaciones de bienestar, relajación, satisfacción y se mejora la concentración y la autoestima.

 

ALIMENTOS QUE MEJORAN EL ÁNIMO

 

La producción de serotonina depende de una sustancia llamada triptófano que el cuerpo no produce por sí mismo y que se encuentra en algunos alimentos como estos:

 

-Huevos

-Lácteos

-Pescado azul como salmón y atún

-Cereales

-Aves como pollo y pavo

-Plátano

-Aguacates

-Leguminosas

-Arroz…

 

Una dieta pobre en triptófanos altera la producción de serotonina y esto se manifiesta en el estado de ánimo y en nuestro positivismo en general.

 

La serotonina también puede aumentar con la práctica de deporte y ejercicio, técnicas de relajación como el yoga, viajes, ocio saludable, nuevos proyectos e ilusiones…

 

Otro dato a tener en cuenta sobre la serotonina es que el organismo de los hombres genera un 50% más serotonina en comparación con el de las mujeres, por lo que estas sienten la alteración de sus niveles de una manera más intensa.

 

ALIMENTOS NEGATIVOS PARA EL ÁNIMO

 

Así como algunos alimentos contribuyen a nuestro bienestar emocional y buen estádo anímico, existen otros cuyo consumo puede causar el efecto contrario, llevando nuestro ánimo hacia el mal humor, la negatividad. Estos alimentos deben ser reducidos en nuestra dieta al máximo.

 

Azúcar refinado: Su consumo excesivo afecta a los niveles de azúcar en sangre

 

Grasas transgénicas: Las contenidas en bollería industrial, alimentos ultraprocesados y en general todo lo denominado “comida basura”. Muchos estudios científicos asocian su consumo frecuente a niveles bajos de serotonina y en consecuencia problemas de depresión.

 

Fuentes: tucanaldesalud.com, the dailyprosper.com y sanitas.es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies